viernes, 15 de septiembre de 2017

Cinco siglos de tradición y sabor: pan dulce mexicano


A lo largo de 500 años, México ha desarrollado una cultura gastronómica única al fusionar lo mejor de dos culturas, aquella de los pueblos locales y la que vino de Europa. El resultado final es una rica variedad de platillos de todo tipo, pero una rama, la concerniente a la panadería, ha destacado por su gran variedad, sabor y originalidad. No hay mesa mexicana que esté exenta del tradicional pan dulce mexicano.

Para celebrar este mes patrio, te presentamos algunos de los panes de mayor tradición:

Concha: Tal vez el pan dulce mexicano de mayor tradición. Su nombre proviene de su parecido con un caparacho y suele estar cubierto de azúcar, ya sea con un toque de vainilla o chocolate. Este pan era consumido en la Nueva España por criollos y españoles y fue hasta la Independencia que todo el pueblo tuvo acceso a él. En algunas partes de México como en Veracruz se preparan las llamadas bombas, que no son otra cosa que una concha rellena de nata o frijoles.

Ojo de Pancha: También conocido como Ojo de Buey, éste es una mezcla de dos tipos de panes, al centro un tipo de bísquet y alrededor pan de hojaldre. Aunque su origen es meramente mexicano, se dice que su creador fue un cocinero chino, quien adaptó un bísquet original de Inglaterra, mismo que llegó a Estados Unidos y que fue adoptado y adaptado por los inmigrantes asiáticos.

Oreja: Este pan hojaldrado tiene su origen en la panadería francesa, de cual gustaba el Presidente Porfirio Díaz. En un principio era exclusivo de las élites porfirianas aunque rápidamente se popularizo y hoy forma parte de los panes de mayor tradición en nuestras mesas.

Beso: Los nombres que adoptan algunos panes denotan siempre originalidad, destaca así el beso, dos piezas de pan, cubiertos de mantequilla y espolvoreados de azúcar, se mantienen unidos por mermelada de fresa; aunque algunas versiones modernas varían su sabor, desde chabacano hasta moras.

Garibaldi: Este pan es una creación reciente, original de una panadería del centro histórico de la Ciudad de México. Su creación se dio en 1884 y casi de inmediato se popularizó, razón por la cual se puede encontrar en todas las panaderías, aunque claro, el original posee un sabor único e irrepetible.

Cuernito: Originario de Francia, el croissant tiene una de las historias más interesantes, ya que fue una creación para celebrar una victoria de guerra sobre los musulmanes. Los panaderos crearon una luna (símbolo adoptado por los países árabes) para que todos los franceses pudieran disfrutar de este triunfo. A México llegó con la intervención francesa y adoptó su propia personalidad al pasar un hojaldre salado a un pan esponjoso y dulce.

Bigote: Una variedad del cuernito es el bigote, el cual suele ser más pequeño. Hay tres versiones tradicionales, una que antes de ser horneado es cubierto con huevo, lo que además de un toque de sabor le da un aspecto brillo, la otra versión está cubierta de azúcar. Una tercera versión y que se remonta a los originales croissants franceses son los bigotes rellenos, por lo general de chocolate, al hornearlos adquieren un sabor único.

Trenza: Su nombre lo dice todo y su preparación exige la pericia del panadero. Este pan suele ser esponjoso y puede estar cubierta de azúcar espolvoreada, ajonjolí, chocolate, o glaseado.

Cocol: Aquí una muestra del arte gastronómico prehispánico. Antes de la llegada de los españoles los aztecas elaboraban el cocolli, un tipo de tortilla. Los conquistadores cambiaron el maíz por trigo y agregaron anís y canela. Es un pan que siempre está presente en los hogares mexicanos y en algún momento gozó de la fama televisiva gracias al actor Jorge Arvizu “El Tata”.

Puerquito: Este pan es una delicia, ya que está endulzado con piloncillo. Algunas veces se presenta suave y otras crocante como una galleta. Está inspirado en el tradicional pan de jengibre originario de Inglaterra.



miércoles, 16 de agosto de 2017

Una rebanada de pan blanco aporta las mismas calorías que una manzana



Lejos de lo que la gente cree, el pan blanco puede ser una excelente fuente de nutrientes con muy pocas calorías. Atrás está quedando el mito de que comer pan puede ocasionar problemas de salud, al contario, cada vez son más los beneficios que se suman a su delicioso sabor.

¿Sabías que una rebanada de pan blanco aporta las mismas calorías que una manzana? Así es, ambos alimentos, además de ser una excelente fuente de fibra, cuentan con sólo 80 calorías, que en un promedio diario de 2000 calorías, significan apenas el 4%.

Otros alimentos con el mismo aporte caloría y que suelen ser relacionados con una alimentación saludable son, cuatro cucharadas de atún en agua, ¾ de taza de un yogurt bajo en grasa o 1/3 de una taza de frijoles.

El pan, además su bajo contenido de calorías, nos aporta carbohidratos que ayudan al cuerpo a mantenerse activo a lo largo del día. Por si fuera poco es un alimento que contiene nutrientes muy importantes como proteínas, hierro, zinc, magnesio, potasio, niacina, vitamina B2, ácido fólico y vitamina B6.

Si aún los mitos que rodean al pan te tienen confundido, basta decir que una rebanada de pan blanco puede contener menos de 2 gramos de grasa.

De acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) un sandwich de jamón con 100 gramos de carne, lechuga y jitomate aporta sólo 259 calorías, además de 13 g de grasas totales, 199 mg de colesterol, 551 mg de sodio, 19 g de carbohidratos, y 11 g de proteínas.

Así que ya lo sabes, si quieres disfrutar de una comida deliciosa, fácil de preparar, rica en nutrientes y que no engorda, un sandwich puede ser la mejor opción.



miércoles, 9 de agosto de 2017

Sólo los celíacos deben evitar el gluten



A pesar de que muchas personas han adoptado una dieta libre de gluten, lo cierto es que solamente algunos deben mantenerse lejos del pan y otras delicias que contienen esta proteína.

¿Quiénes realmente deben evitar el gluten?

Sólo aquellos que han recibido un diagnóstico clínico de las siguientes condiciones:[1]
1.    Enfermedad celíaca
2.    Sensibilidad al gluten no celíaca
3.    Alergia al trigo

Los pacientes con enfermedad celíaca deben forzosamente seguir una dieta sin gluten. Las personas que sufren de alergia al trigo y sensibilidad al gluten no celíaca también pueden beneficiarse de dejar el gluten. Sin embargo, de acuerdo con la Dra. Norelle Reilly, especialista en gastroenterología pediátrica, estas últimas dos condiciones todavía no se comprenden en su totalidad ni son propiamente diagnosticadas, por lo que más investigación es requerida.[2]

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína de almacenamiento que se encuentra sólo en los siguientes cereales:
·         Trigo
·         Cebada
·         Centeno
·         Triticale

De tal manera que el gluten está presente en productos de panificación elaborados con los cereales anteriormente mencionados, tales como panes, harinas, pastas y pizzas. Adicionalmente, el gluten puede encontrarse como aditivo alimentario en carnes frías, helados, productos lácteos y postres congelados; así como ingrediente en productos no alimenticios como suplementos y cosméticos.
  
¿Qué es la enfermedad celíaca?

·         También conocida como “celiaquía” o “esprue celíaco” y “enteropatía sensible al gluten”.
·         Es una enfermedad autoinmune que aflige el proceso digestivo del intestino delgado inhibiendo la absorción de nutrientes.
·         Cuando una persona celíaca entra en contacto con el gluten se desencadena una fuerte respuesta del sistema inmune atacando al intestino delgado. El ataque causea inflamación y daña las vellosidades de la membrana mucosa que se encargan de absorber los nutrientes.[3]
·         Es el desorden genético más común, afectando aproximadamente al 1% de la población mundial.[4]
·         La prevalencia de la enfermedad celíaca en Estados Unidos es de 1 en 130 personas[5], mientras que en México es de 1 en 150[6].
·         Síntomas incluyen fatiga crónica, dificultad para pensar, dolor muscular y de articulaciones, diarreas frecuentes, inflamación abdominal, condiciones de la piel (dermatitis herpetiforme) y problemas de dientes.
·         Puede ser diagnosticada mediante una combinación de pruebas de sangre, pruebas genéticas y una biopsia del intestino delgado para confirmar el daño.

De acuerdo con el Centro de la Enfermedad Celíaca de la Universidad de Chicago si la celiaquía no se trata a tiempo puede conducir a la desnutrición, osteoporosis, infertilidad, condiciones neurológicas, algunos tipos de cáncer y el desarrollo de otras enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1.[7]

¿Cuándo es obligatorio dejar el gluten?

La celiaquía es una enfermedad para toda la vida que solamente puede ser tratada con un estilo de vida libre de gluten.

Es importante notar que la enfermedad celíaca no es una simple alergia alimentaria (la alergia al trigo afecta sólo al 0.04-0.5% de niños), una reacción rápida de histamina como la urticaria, o una simple intolerancia alimentaria (la cual se clasifica como una respuesta no inmune a un alimento específico).[8]
  
La Asociación de Apoyo a la Celiaquía especifica que existen tres requerimientos para que una persona desarrolle la enfermedad celíaca:[9]
1.    Una disposición genética (haber nacido con algunos genes particulares).
2.    Un detonante externo tal como el estrés o una infección bacteriana.
3.    Una dieta que contenga gluten.

La organización Asistencia al Celíaco de México afirma que el gluten no debe ser removido de la dieta de una persona a menos que un diagnóstico previo haya sido confirmado por medio de una biopsia intestinal.[10]

Esta idea es apoyada por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) que recomienda evitar una dieta libre de gluten a menos que haya sido prescrita por un especialista en salud, ya que ésta podría ocultar los síntomas y obstruir un diagnóstico correcto.[11] FACE estima que el 75% de los pacientes celíacos en España no son diagnosticados a tiempo.[12]

Así que no necesitas adoptar una dieta sin gluten a menos que hayas recibido un diagnóstico clínico de enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten no celíaca y alergia al trigo.








[1] https://www.researchgate.net/profile/Knut_Lundin/publication/232528784_Non-celiac_Gluten_Sensitivity/links/09e415098bbe37c05b000000.pdf
[2] https://celiac.org/blog/2016/07/to-gluten-free-diet-or-not-to-gluten-free-diet/
[3] http://celiacdisease.org/celiac-disease/
[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3264942/
[5] https://www.cureceliacdisease.org/wp-content/uploads/341_CDCFactSheets8_FactsFigures.pdf
[6] http://www.acelmex.org.mx/la-enfermedad-celiaca
[7] https://www.cureceliacdisease.org/wp-content/uploads/341_CDCFactSheets8_FactsFigures.pdf
[8] https://www.csaceliacs.org/celiac_disease_defined.jsp
[9] https://www.csaceliacs.org/celiac_disease_defined.jsp
[10] http://www.acelmex.org.mx/la-enfermedad-celiaca
[11] http://www.celiacos.org/la-dieta-sin-gluten/la-dieta.html
[12] http://www.celiacos.org/enfermedad-celiaca/ique-es-la-enfermedad-celiaca.html

jueves, 15 de junio de 2017

Festeja el Día Mundial del Picnic con una comida rica y saludable


A unos días de iniciar el verano se siente ya la necesidad de tomar un merecido descanso y qué mejor hacerlo que celebrar el Día Mundial del Picnic (18 de junio). No necesitas ir muy lejos, solo requieres de ganas de divertirte y una canasta con ricos alimentos. Familias enteras disfrutan del clima, lo mismo que sucede con grupos de jóvenes que complementan la relajación de un día en el campo.

Las hieleras portátiles se multiplican, aunque uno de sus errores es que casi siempre se encuentran repletas de productos poco saludables como bocadillos de embutidos, aperitivos salados, pasteles y una gran cantidad de bebidas de lata. Sin embargo, existen recetas saludables que tu organismo agradecerá cuando decidas comer en el campo. Aquí te dejamos los seis comidas saludables que van a componer tu dieta balanceada durante estas fechas:

-         Productos de la dieta mediterránea: El melón con jamón es una auténtica delicia que combina una fruta de temporada con un producto típicamente español. Se trata de una receta muy nutritiva, refrescante y baja en calorías.

-         Sándwiches: Aunque estemos acostumbrados a la idea de que los sándwiches incorporan productos relacionados con la fast food, la realidad es muy distinta. Un sándwich con aceite de oliva, tomate y queso es ideal para tomar en el campo junto a otros que combinen proteínas y vegetales; además el pan ofrece muchos beneficios para el organismo al aportan fibra y carbohidratos. Es recomendable que utilicen productos frescos para que no se echen a perder al estar bajo el sol.

-         Sopas frías: El gazpacho, el salmorejo y la vichyssoise componen el triángulo mágico de sopas frías para afrontar una jornada de descanso. Todas ellas tienen una gran cantidad de nutrientes, son muy ligeras y se pueden conservar frías en la nevera. Su forma de servir suele ser en pequeños vasitos que se toman para refrescarse.

-         Ensaladas: La ensalada de tomate no debe faltar en un kit de productos saludables, pero puede acompañarse de otras que incorporan frutas de temporada y también de las refrescantes ensaladas de pasta. Deben mantenerse frías en la hielera portátil.
  
-         Líquidos naturales: El agua, los jugos naturales y los batidos de fruta son productos más saludables que los refrescos, las tan recurrentes cervezas o el tinto de verano. Su función es evitar la deshidratación y hay que tomarlos muy fríos, en especial los batidos de fruta.

-         Frutas de temporada: Existe una inmensa variedad de frutas de temporada durante el verano. El melón, la sandía, las ciruelas y el melocotón son solo algunas de las opciones que se pueden llevar al campo. Su alto valor nutritivo y el carácter refrescante de muchas de ellas les supone un gran valor.

Aunque tampoco pueden faltar los elementos clásicos del kit de picnic, como el mantel, las, una guitarra, una pelota y gafas para el sol. Desde este momento, a todos ellos se le suma la apuesta por una dieta saludable durante este Día Mundial del Picnic.




lunes, 8 de mayo de 2017

Quinoa, el alimento perfecto


Es uno de los alimentos saludables más famosos de los últimos tiempos y su consumo se ha popularizado entre la inmensa mayoría de personas gracias a sus propiedades beneficiosas para el organismo. ¿Has adivinado cuál es ese alimento? Se trata de la quinoa, una semilla que se consume como cereal pero que se ha incluido en el grupo de granos completos.

Si eres de los que desconoces las propiedades de este superalimento dentro de una dieta equilibrada, te revelamos sus secretos:

·        Ideal para los celíacos y diabéticos: este alimento se encuentra libre de gluten, por lo que las personas celíacas pueden introducirlo en su dieta saludable sin ninguna preocupación. Además, el hecho de tener un bajo índice glucémico ayuda.

·        Mejora la digestión: la fibra de la quinoa es perfecta para mejorar la digestión, debido a que ayuda a digerir los alimentos de forma óptima. Asimismo, beneficia al sistema circulatorio y reduce los niveles del colesterol malo.

·        Energía para los deportistas: practicar deporte es muy beneficioso para el organismo, por lo que la quinoa es un alimento saludable para incluirlo en la dieta. Aumenta la energía y la resistencia en modalidades deportivas como el maratón, que conduce a reducir los tiempos y mejorar las marcas. Por otra parte, las proteínas de origen animal con las que cuenta este grano completo sirven para aumentar la masa muscular.

·        Reparación de tejidos: la quinoa contiene los ocho aminoácidos esenciales, lo que permite, la formación y reparación de tejidos (como huesos y músculos), así como la producción de enzimas, hormonas y neurotransmisores. Además, estos bloques de proteínas son también fuente de energía al conseguir su transformación en glucosa.

·        Consumo saludable: Se aconseja consumir entre cuatro y cinco porciones de granos completos a la semana en una dieta de 1,500 calorías diarias. Así, en relación a la quinoa, media taza de quinoa cocida equivale a una porción de granos completos.

Llamado el grano madre por los incas al ser el sustento principal de esta civilización, la quinoa es un superalimento que actúa como una planta eléctrica de macro nutrientes.

Algunas de las recetas con quinoa más saludables, fáciles de preparar y con una fácil digestión son el risotto de quinoa y calabaza, los aguacates rellenos de quina y la ensalada de quinoa.


lunes, 24 de abril de 2017

Vive bien, retoma los ciclos circadianos

En este Día Internacional de la Madre Tierra, sincronízate con la naturaleza


 Un estilo de vida moderno nos obliga muchas veces a alejarnos del equilibrio natural de las cosas, llegando incluso a alterar el equilibrio que ha llevado millones de años para establecerse, es por eso que en días como éste en el que se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra, restablecer este orden puede traer consigo muchos beneficios.

Nos referimos a los ciclos circadianos, con los cuales establecemos una relación con los ritmos ambientales derivados de la luz o temperatura, mismos que son alterados por un estilo de vida moderno.

Desde tiempos remotos, y con especial interés de los antiguos griegos, la humanidad ha estado consciente de la periodicidad de los fenómenos ambientales y naturales que rigen la biología y salud de nuestro organismo. Aristóteles, y posteriormente Galeno, escribieron sobre la periodicidad del sueño, centrándola, primero en el corazón y después en el cerebro.

De cierta manera, el medio ambiente impuso su ritmo a los seres vivos; el hombre fijo sus actividades a partir de la floración de las plantas, la reproducción estacional de los animales, la migración de las aves, la hibernación de algunos mamíferos, etc.

Aunque esto supone una lógica en las actividades que realizamos, el origen de los ciclos circadianos tiene su origen muchísimo tiempo atrás. Se cree que estos se habrían originado desde las primeras células para proteger la replicación de su ADN de la radiación ultravioleta del día, dando pie a la actividad nocturna.

Para darnos una idea de cómo nos puede afectar alterar los ciclos circadianos, sólo basta pensar en el efecto jet lag que experimentan algunos viajeros, quienes pueden presentar síntomas como desorientación, fatiga e insonmio; eso a corto plazo. En una situación mayor las alteraciones a la salud van desde desórdenes psiquiátricos y neurológicos, tales como el transtorno bipolar o problemas del sueño; en situaciones extremas se pueden padecer problemas cardiovasculares.

Nuestro estilo de vida actual: trabajo, prisas, estrés, desvelos, comer mal, etc. afectan los ciclos circadianos y con ello nuestra salud; es por ello que este Día Internacional de la Madre Tierra te invitamos a relajarte, tomar un respiro, comer de manera saludable y dormir bien.

Una dieta, que incluya los 3 grupos de alimentos del Plato del Buen Comer: Leguminosas y alimentos de origen animal, cereales, así como frutas y verduras, puede ser una excelente forma de reencontrarnos con la naturaleza y con nosotros mismos.

Haz una pausa en el trabajo, lee un libro, platica con tus amigos, y por la noche aléjate de distractores como la televisión o el teléfono celular para que puedas disfrutar de al menos 8 horas de sueño.

miércoles, 5 de abril de 2017

Los fitoesteroles en los granos enteros pueden reducir el colesterol


Por la Health Coach, Rocío Río de la Loza

La naturaleza es sabia y siempre nos sorprende cuando buscamos una solución eficaz cuando se trata de algún padecimiento, en particular el colesterol, el cual puede ser combatido por los fitoesteroles, compuestos de origen vegetal cuyo principal efecto es bloquear la absorción de colesterol a nivel Intestinal, además, ofrece un sinfín de beneficios al cuerpo.

Los fitoesteroles son compuestos químicos liposolubles derivados de plantas, cuya estructura se dividen en dos clases: esteroles y estanoles. Y aunque el cuerpo humano no puede sintetizarlos, sí es posible a través de una dieta.

Fuentes alimentarias de fitoesteroles:

• Granos enteros
• Nueces
• Semillas
• Frutas
• Vegetales
• Leguminosas
• Aceites vegetales prensados en frío

A veces se pueden agregar fitoesteroles a alimentos procesados como margarina, aceites vegetales refinados, aderezos para ensaladas, mayonesa, quesos, productos cárnicos, snacks, chocolates, productos horneados y postres.

El poder de los fitoesteroles para reducir el colesterol:

Los fitoesteroles inhiben la absorción del colesterol en el intestino y hay evidencia suficiente de que pueden mejorar los niveles de éste y reducir el riesgo de padecimientos cardiovascular.

De hecho, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos ha autorizado el uso de declaraciones sobre propiedades de salud en las etiquetas de alimentos de productos envasados que contienen esteroles, asociando así su consumo a la reducción de enfermedades coronarias.
  
¿Cuáles son otros beneficios para la salud de consumir fitoesteroles?

En modelos experimentales con ratones, los fitoesteroles mostraron propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes y parecían útiles para disminuir los síntomas de la colitis y el síndrome del intestino irritable.

Por último, pequeños estudios han asociado la actividad beneficiosa de los fitoesteroles con la inhibición del crecimiento de las células cancerosas en el cáncer de mama y cáncer de próstata; sin embargo aún se requiere una investigación mayor.