lunes, 8 de mayo de 2017

Quinoa, el alimento perfecto


Es uno de los alimentos saludables más famosos de los últimos tiempos y su consumo se ha popularizado entre la inmensa mayoría de personas gracias a sus propiedades beneficiosas para el organismo. ¿Has adivinado cuál es ese alimento? Se trata de la quinoa, una semilla que se consume como cereal pero que se ha incluido en el grupo de granos completos.

Si eres de los que desconoces las propiedades de este superalimento dentro de una dieta equilibrada, te revelamos sus secretos:

·        Ideal para los celíacos y diabéticos: este alimento se encuentra libre de gluten, por lo que las personas celíacas pueden introducirlo en su dieta saludable sin ninguna preocupación. Además, el hecho de tener un bajo índice glucémico ayuda.

·        Mejora la digestión: la fibra de la quinoa es perfecta para mejorar la digestión, debido a que ayuda a digerir los alimentos de forma óptima. Asimismo, beneficia al sistema circulatorio y reduce los niveles del colesterol malo.

·        Energía para los deportistas: practicar deporte es muy beneficioso para el organismo, por lo que la quinoa es un alimento saludable para incluirlo en la dieta. Aumenta la energía y la resistencia en modalidades deportivas como el maratón, que conduce a reducir los tiempos y mejorar las marcas. Por otra parte, las proteínas de origen animal con las que cuenta este grano completo sirven para aumentar la masa muscular.

·        Reparación de tejidos: la quinoa contiene los ocho aminoácidos esenciales, lo que permite, la formación y reparación de tejidos (como huesos y músculos), así como la producción de enzimas, hormonas y neurotransmisores. Además, estos bloques de proteínas son también fuente de energía al conseguir su transformación en glucosa.

·        Consumo saludable: Se aconseja consumir entre cuatro y cinco porciones de granos completos a la semana en una dieta de 1,500 calorías diarias. Así, en relación a la quinoa, media taza de quinoa cocida equivale a una porción de granos completos.

Llamado el grano madre por los incas al ser el sustento principal de esta civilización, la quinoa es un superalimento que actúa como una planta eléctrica de macro nutrientes.

Algunas de las recetas con quinoa más saludables, fáciles de preparar y con una fácil digestión son el risotto de quinoa y calabaza, los aguacates rellenos de quina y la ensalada de quinoa.


lunes, 24 de abril de 2017

Vive bien, retoma los ciclos circadianos

En este Día Internacional de la Madre Tierra, sincronízate con la naturaleza


 Un estilo de vida moderno nos obliga muchas veces a alejarnos del equilibrio natural de las cosas, llegando incluso a alterar el equilibrio que ha llevado millones de años para establecerse, es por eso que en días como éste en el que se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra, restablecer este orden puede traer consigo muchos beneficios.

Nos referimos a los ciclos circadianos, con los cuales establecemos una relación con los ritmos ambientales derivados de la luz o temperatura, mismos que son alterados por un estilo de vida moderno.

Desde tiempos remotos, y con especial interés de los antiguos griegos, la humanidad ha estado consciente de la periodicidad de los fenómenos ambientales y naturales que rigen la biología y salud de nuestro organismo. Aristóteles, y posteriormente Galeno, escribieron sobre la periodicidad del sueño, centrándola, primero en el corazón y después en el cerebro.

De cierta manera, el medio ambiente impuso su ritmo a los seres vivos; el hombre fijo sus actividades a partir de la floración de las plantas, la reproducción estacional de los animales, la migración de las aves, la hibernación de algunos mamíferos, etc.

Aunque esto supone una lógica en las actividades que realizamos, el origen de los ciclos circadianos tiene su origen muchísimo tiempo atrás. Se cree que estos se habrían originado desde las primeras células para proteger la replicación de su ADN de la radiación ultravioleta del día, dando pie a la actividad nocturna.

Para darnos una idea de cómo nos puede afectar alterar los ciclos circadianos, sólo basta pensar en el efecto jet lag que experimentan algunos viajeros, quienes pueden presentar síntomas como desorientación, fatiga e insonmio; eso a corto plazo. En una situación mayor las alteraciones a la salud van desde desórdenes psiquiátricos y neurológicos, tales como el transtorno bipolar o problemas del sueño; en situaciones extremas se pueden padecer problemas cardiovasculares.

Nuestro estilo de vida actual: trabajo, prisas, estrés, desvelos, comer mal, etc. afectan los ciclos circadianos y con ello nuestra salud; es por ello que este Día Internacional de la Madre Tierra te invitamos a relajarte, tomar un respiro, comer de manera saludable y dormir bien.

Una dieta, que incluya los 3 grupos de alimentos del Plato del Buen Comer: Leguminosas y alimentos de origen animal, cereales, así como frutas y verduras, puede ser una excelente forma de reencontrarnos con la naturaleza y con nosotros mismos.

Haz una pausa en el trabajo, lee un libro, platica con tus amigos, y por la noche aléjate de distractores como la televisión o el teléfono celular para que puedas disfrutar de al menos 8 horas de sueño.

miércoles, 5 de abril de 2017

Los fitoesteroles en los granos enteros pueden reducir el colesterol


Por la Health Coach, Rocío Río de la Loza

La naturaleza es sabia y siempre nos sorprende cuando buscamos una solución eficaz cuando se trata de algún padecimiento, en particular el colesterol, el cual puede ser combatido por los fitoesteroles, compuestos de origen vegetal cuyo principal efecto es bloquear la absorción de colesterol a nivel Intestinal, además, ofrece un sinfín de beneficios al cuerpo.

Los fitoesteroles son compuestos químicos liposolubles derivados de plantas, cuya estructura se dividen en dos clases: esteroles y estanoles. Y aunque el cuerpo humano no puede sintetizarlos, sí es posible a través de una dieta.

Fuentes alimentarias de fitoesteroles:

• Granos enteros
• Nueces
• Semillas
• Frutas
• Vegetales
• Leguminosas
• Aceites vegetales prensados en frío

A veces se pueden agregar fitoesteroles a alimentos procesados como margarina, aceites vegetales refinados, aderezos para ensaladas, mayonesa, quesos, productos cárnicos, snacks, chocolates, productos horneados y postres.

El poder de los fitoesteroles para reducir el colesterol:

Los fitoesteroles inhiben la absorción del colesterol en el intestino y hay evidencia suficiente de que pueden mejorar los niveles de éste y reducir el riesgo de padecimientos cardiovascular.

De hecho, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos ha autorizado el uso de declaraciones sobre propiedades de salud en las etiquetas de alimentos de productos envasados que contienen esteroles, asociando así su consumo a la reducción de enfermedades coronarias.
  
¿Cuáles son otros beneficios para la salud de consumir fitoesteroles?

En modelos experimentales con ratones, los fitoesteroles mostraron propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes y parecían útiles para disminuir los síntomas de la colitis y el síndrome del intestino irritable.

Por último, pequeños estudios han asociado la actividad beneficiosa de los fitoesteroles con la inhibición del crecimiento de las células cancerosas en el cáncer de mama y cáncer de próstata; sin embargo aún se requiere una investigación mayor.


lunes, 27 de marzo de 2017

Pan vs Colesterol

 Además, ayuda a tener una mejor salud cardiovascular


En los últimos años el pan ha sorprendido a los científicos por los muchos beneficios que aporta a la salud, superando así los mitos que afirman lo contrario. Lo cierto es que en una dieta saludable, que contemple todos los grupos de alimentos, el pan aporta fibra y carbohidratos, favorece la buena digestión y combate el colesterol malo y con ello contraviene enfermedades cardiovasculares.

Una investigación del departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona arrojó resultados favorables entre 275 voluntarios que consumen pan de manera habitual ya que mostraron bajos niveles de colesterol y un estado de salud más saludable desde el punto de vista cardiovascular.

Además, el pan y los cereales, como parte fundamental de nuestra dieta, nos aportan fibra e hidratos de carbono indispensable para el buen funcionamiento de nuestro organismo, así como aminoácidos, vitaminas y minerales que brindan grandes beneficios para nuestra salud en general.

La inclusión de pan en una dieta es sumamente aconsejable para perder peso, según consta en el estudio “Comparación de la utilidad de dos dietas hipocalóricas equilibradas con inclusión versus exclusión de pan en el tratamiento de pacientes con sobrepeso y obesidad” realizado por el Hospital Universitario La Paz de Madrid, España.

Cereales como trigo, arroz, maíz, avena y amaranto, son alimentos muy nutritivos que aportan energía al cuerpo y que nos permite realizar actividades físicas y hasta neuronales y dentro de una dieta apropiada puede traer consigo muchos beneficios para el organismo
Los especialistas aconsejan incluir en la alimentación diaria alguno de los siguientes tipos de pan:

·         Pan integral: el cual brinda un gran aporte de fibra.

·         Pan de avena: muy conocido por sus propiedades para disminuir el colesterol.

·         Pan de centeno: una de las opciones más saludables, con gran aporte de hierro y vitamina B.

De esta manera, la ciencia confirma los beneficios que nos aporta el incluir pan en nuestra dieta diaria y que el mito de que el pan es malo es totalmente falso.



Referencia:

https://repositorio.uam.es/bitstream/handle/10486/5350/35176_loria_kohen_viviana.pdf?sequence=1

jueves, 16 de marzo de 2017

El pan es auxiliar ¡para bajar de peso!


A diferencia de lo que mucha gente cree, el eliminar ciertos alimentos de una dieta más que beneficios lo que trae consigo son consecuencias negativas para nuestra salud. Un ejemplo muy claro es el pan, cuyo consumo aporta a nuestro organismo una gran variedad de nutrientes y nos proporciona energía para estar activos a lo largo del día.

El no comer pan en busca de bienestar, sobre todo bajar de peso, es en realidad un mito, el cual es confrontado or la ciencia; a continuación te contamos algunos de sus beneficios:

•             Proporciona energía: Debido a su alto contenido en hidratos de carbono el pan es de gran ayuda para el organismo al aportar la energía para nuestro día a día. Para los deportistas es combustible, además de que retrasa la fatiga.

•             Favorece la buena digestión: El pan se encuentra dentro del grupo de cereales y destaca por su alto contenido en fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a tener una buena digestión.

•             Auxiliar para perder peso: El pan no solo no engorda sino que además se recomienda su inclusión en dietas de adelgazamiento, según un estudio realizado por el Hospital Universitario La Paz; el pan integral cuenta con un poder saciante, por lo que ayuda incluso en la pérdida de peso al provocar una menor ingesta de otros alimentos.

•             Combate las enfermedades cardiovasculares: De acuerdo a un estudio de la Universitat de Barcelona el pan tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol malo (LDL), lo que conlleva la mejora de la salud cardiovascular de las personas que lo toman dentro de una dieta equilibrada.

•             Efectivo contra la diabetes: El pan previene la aparición de diabetes tipo 2 porque hace que disminuya la concentración y demanda de insulina. El pan integral cuenta además con un índice glucémico bastante bajo.


Por todo lo anterior, el eliminar el pan de nuestra dieta no sólo es error, sino un atentado contra nuestra salud, ya que nos brinda beneficios que ningún otro alimento nos da.

miércoles, 15 de febrero de 2017

No, el pan no es malo en una dieta saludable


El pan ha sido un alimento básico en la dieta humana desde hace miles de años. Nuestros ancestros ya hacían pan ácimo, mezclando harina y agua sin levadura, hace más de 12.000 años. Hoy en día, lo más habitual es comer el pan con levadura, elemento que fue introducido por los egipcios en la receta que hoy conocemos.

Cada vez son más frecuentes los mitos que indican que el pan engorda o es contraindicado para una dieta balanceada, siendo éste uno de los primeros alimentos a suprimir en la dieta, pero nada de esto es cierto, sino todo lo contrario, el pan es uno de los alimentos básicos que debe existir en una dieta saludable, que nos conduzca a un bienestar nutricional pleno.

El consumo de pan debe estar presente cada día en nuestra dieta, de hecho el consumo habitual de pan tiene propiedades positivas en nuestra salud. Un estudio de la Universitat de Barcelona, en España, realizado por el Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia, muestra que los consumidores habituales de pan, presentan menores niveles de colesterol LDL, conocido coloquialmente como colesterol malo, y mayores niveles de colesterol HDL, el colesterol bueno. Esto se traduce en parámetros clínicos más saludables a nivel cardiovascular.

El pan y los cereales, como parte fundamental de nuestra dieta, nos aportan fibra e hidratos de carbono indispensable para nuestro organismo, además de aminoácidos, vitaminas y minerales que nos aportan grandes beneficios para nuestra salud.

Sabemos que nos aportan beneficios, pero, ¿qué cantidad es la adecuada? Como todo tipo de alimentos, los excesos son perjudiciales, debemos consumir una cantidad normal acompañada del resto de alimentos de nuestra dieta balanceada. La Organización Mundial de la Salud nos dice que la cantidad media ideal serían 250 gramos al día.

A parte de lo saludable que es este alimento, una de las mayores preocupaciones en una dieta, suele ser la cantidad de calorías que aporta. En este caso debemos decir, que el pan no es ningún problema por sí mismo, debemos tener en cuenta qué tipo de alimento acompañamos con el pan y evitar alimentos con demasiadas grasas perjudiciales.

Tipos de pan que podemos encontrar

Existe una gran variedad de tipos de pan, te mostramos los más conocidos teniendo en cuenta su composición.


·         Pan integral: es uno de los más comunes, conocido por su gran aporte de fibra. Debemos fijarnos en que el grano del cereal se vea entero en el pan, ya que son los de mayor calidad.

·         Pan de avena: muy conocido por sus propiedades para disminuir el colesterol. Se suele combinar con harina de trigo para que resulte más ligero.

·         Pan de centeno: una de las opciones más saludables, con gran aporte de hierro y vitamina B y con muy buen sabor que combina bien con dulce y salado.
Ya sabemos los beneficios que nos aporta el incluir pan en nuestra dieta diaria y que el mito de que el pan es malo en una dieta es totalmente falso. Así que ya podemos comer con total tranquilidad este rico alimento.


jueves, 9 de febrero de 2017

Abajo los mitos, conoce los muchos beneficios del pan



Si miramos las despensas de los hogares, las mesas de los restaurantes y los principales sitios donde hay alimentos, podemos darnos cuenta que un elemento que nunca falta es el pan, esto se podría deber a los múltiples beneficios que aporta a la salud, pero también a la accesibilidad que se tiene a este producto así como el gran sabor que le aporta a las comidas.

Tampoco es casualidad que el pan sea base de nuestra alimentación, de acuerdo con el Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, el pan es un alimento cuantitativa y cualitativamente importante desde el punto de vista nutricional por la cantidad de proteína vegetal de contiene, por sus nutrientes para la salud digestiva y los hidratos de carbono que brindan energía.

Pero además es un alimento que contiene poca grasa, no contiene colesterol y es rico en minerales, vitaminas como el calcio, hierro, zinc, magnesio, potasio, fósforo, vitaminas B1, B6, niacina, diversos componentes bioactivos, así como antioxidantes.

Y aunque el pan tiene todos estos componentes que sin duda aportan una gran riqueza nutricional al organismo la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en la actualidad no se consumen suficientes frutas, verduras y fibra dietética como lo son los cereales integrales.

Lo que trae como consecuencia que no se alcance una dieta sana fomentando de esta manera la malnutrición.

Es importante señalar que la preparación del pan ha seguido una evolución y en la actualidad a sus perfiles nutricionales le han añadido fibra, cereales integrales, semillas, ácidos grasos con omega 3 pero seguirán añadiéndose otros componentes que lo hagan aún más completo.

Recordemos que las autoridades de la Secretaría de Salud en México recomiendan incluir pan y cereales de preferencia integrales  en nuestras comidas para que nos aporten fibra y carbohidratos y así obtener energía, así como vitaminas y minerales, además de lácteos bajos en grasa, frutas y alimentos proteínicos.

El pan integral que se elabora con harina integral contiene vitaminas B1 y B6 que son esenciales para el metabolismo, tiene un alto contenido de fibra que ayuda a regular las funciones intestinales lo que ayuda a evitar enfermedades como la diabetes tipo 2.

Así podemos darnos cuenta que el pan nos permite seguir una alimentación completa que repercute en nuestra salud por la gran cantidad de nutrientes que aporta a nuestro organismo y por consiguiente se hace evidente en un balance y equilibrio para nuestra vida.

Date la oportunidad de disfrutar de este alimento con mayor regularidad y acompáñalo de otros alimentos nutritivos como vegetales, frutas o verduras.